A pesar de la represión, el BDS sigue ganando influencia en Francia

Activistas franceses agradecen a la ciudad de Ivry-sur-Seine la aprobación de una resolución de apoyo a los derechos palestinos. (Foto: BDS Francia)

Alí Abunimah

A pesar de la dura represión gubernamental, la campaña BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) en Francia sigue ganando influencia en su búsqueda por conseguir que Israel responda de sus crímenes contra los palestinos.

El 20 de octubre, el ayuntamiento de Ivry-sur-Seine, un suburbio de París con 60.000 habitantes, aprobó por una amplia mayoría solicitar al gobierno francés que ponga fin a la criminalización del BDS y del activismo en solidaridad con Palestina.

La resolución, presentada por el grupo Convergencia Ciudadana de Ivry, saluda el llamamiento palestino al boicot, las desinversiones y las sanciones contra Israel (BDS) y pide al gobierno que prohíba la importación de bienes producidos en los asentamientos israelíes de los territorios ocupados de Cisjordania y los Altos del Golán sirios.

La resolución dice, también, que el movimiento BDS, “inspirado en la victoriosa lucha contra el régimen del apartheid sudafricano”, ha sido objeto de “una criminalización creciente e inaceptable, que viola los derechos de los ciudadanos y persigue, fundamentalmente, silenciar toda crítica a las políticas y las acciones ilegales de Israel”.

El ayuntamiento de Ivry-sur-Seine exige al gobierno de Francia que ponga fin a esta política represiva y haga todo lo que esté en su mano “para que Israel cumpla el derecho internacional y aplique las resoluciones de la ONU”.

La resolución también expresa el compromiso del ayuntamiento de examinar las posibilidades legales que tiene para rechazar contratos con empresas que, al participar en los asentamientos israelíes ilegales, violan los derechos humanos.

El grupo que promueve el BDS en Francia ha aplaudido la resolución y ha señalado que Ivry-sur-Seine es la segunda ciudad francesa que aprueba una medida de apoyo a los derechos palestinos y que en España hay ya varios ayuntamientos que se han declarado “zonas libres de apartheid israelí”.

En junio, el ayuntamiento de Bondy, una ciudad de 50.000 habitantes situada al noreste de París, aprobó, con 39 votos a favor y 5 en contra, que negarse a comprar productos de los asentamientos israelíes es un derecho fundamental de los ciudadanos. También decidió no adquirir dichos productos.

Basta de represión

El grupo BDS de Francia también ha dado la bienvenida a la decisión del congreso del sindicato de investigadores científicos de la CGT, adoptada a comienzos de mes, de apoyar la campaña palestina por el BDS.

Además, a principios de este mes, Cimade, una importante ONG que trabaja con los refugiados y solicitantes de asilo, sumó su voz al creciente clamor en contra de las políticas represivas del gobierno francés.

“Cimade condena la proliferación de medidas policiales y judiciales contra los activistas del movimiento de solidaridad con Palestina […] y pide al gobierno, una vez más, que no criminalice al movimiento BDS”, ha dicho el grupo.

Creado durante la Segunda Guerra Mundial como una organización protestante ecuménica, Cimade ha trabajado para proteger a los judíos y ayudarles a escapar de la persecución nazi en Francia.

Portugal se retira

En agosto, Portugal anunció que se retiraba del proyecto, financiado por la Unión Europea, de colaboración con el ministerio de seguridad pública y la policía israelíes.

El denominado proyecto ‘Law Train’ tiene como finalidad “unificar los métodos de los interrogatorios policiales”, según una nota de prensa difundida por el Comité Nacional Palestino del BDS (BNC).

“Esta decisión de Portugal da nuevas esperanzas a nuestro pueblo y envía un enérgico mensaje a Israel de que no puede haber relaciones comerciales normales mientras continúe la agresión militar contra Gaza y la represión en Cisjordania”, ha dicho Yamal Yumá, coordinador de ‘Stop the Wall’, organización miembro del BNC.

Yumá observó que Israel emplea de forma rutinaria la tortura en los interrogatorios. Los activistas piden a otros gobiernos y compañías de la UE que sigan el ejemplo de Portugal.


Alí Abunimah es cofundador de The Electronic Intifada y autor de The Battle for Justice in Palestine, publicado por Haymarket Books. También ha escrito One Country: A Bold-Proposal to End the Israeli-Palestinian Impasse.

Fuente: Despite crackdown, BDS makes gains in France | The Electronic Intifada

Traducción: Javier Villate (@bouleusis)

Javier Villate

Read more posts by this author.

Subscribe to disenso noticias palestina

Get the latest posts delivered right to your inbox.

or subscribe via RSS with Feedly!
View my Flipboard Magazine. View my Flipboard Magazine.

Para suscribirte al BOLETÍN DIARIO de DISENSO NOTICIAS PALESTINA haz click aquí.