Cuando la víctima llora al asesino

Israel llevó a cabo el funeral de Simón Peres la semana pasada; fue su noveno presidente y el último de sus llamados padres fundadores. Su entierro tuvo lugar en presencia de 90 delegaciones internacionales, incluidas las delegaciones árabes de Palestina ocupada, Jordania, Egipto, Marruecos, los EAU y Omán. Fue enterrado en el cementerio reservado para “los más grandes de la nación” en el Monte Herzl, con el nombre del hombre que presidió la primera Conferencia Sionista en Basilea, Suiza, en 1897

Mahmud al Ajrami / MEMO, 4 de octubre de 2016 — Israel llevó a cabo el funeral de Simón Peres la semana pasada;fue su noveno presidente y el último de sus llamados padres fundadores. Su entierro tuvo lugar en presencia de 90 delegaciones internacionales, incluidas las delegaciones árabes de la Palestina ocupada, Jordania, Egipto, Marruecos, los EAU y Omán. Fue enterrado en el cementerio reservado para “los más grandes de la nación” en el Monte Herzl, con el nombre del hombre que presidió la primera Conferencia Sionista en Basilea, Suiza, en 1897.

Peres se reunió con su inevitable final con sus cicatrices indelebles, talladas por una larga historia de masacres cometidas como criminal de guerra contra civiles indefensos y activistas en Palestina, Líbano, Egipto y otras áreas en el Levante árabe y el Magreb. Él ahora está en las manos equitativas y justas de Dios después de vivir 93 años y llevar a cabo algunas de las misiones más peligrosas y tareas para el Estado sionista, el establecimiento de las cuales era en sí misma una violación descarada de todo lo que es correcto.

A pesar de todos los pecados, Peres está comprometido por el bien de este Estado racista – algunos consideran que ofreció “grandes servicios”-, aunque también se le conoce como el “Sr. Fracaso” debido a los muchos fallos y errores que cometió, que ensombrecen sus logros, que son, sin lugar a dudas, hitos en la historia de Israel.

Un espectáculo que casi eclipsó el funeral en sí fue la asistencia del presidente Mahmud Abás, y algunos de nuestros conciudadanos que formaron parte de la delegación “palestina”. Esto refleja una gran vergüenza y humillación.

Una imagen rara y poco convencional como la de Abás llorando y con el corazón roto; cómo se abrazó a la viuda de Peres y expresó que dicha muerte es una “pérdida trascendental”. Esta es una afrenta tan baja que me faltan las palabras.

Para ilustrar la magnitud de lo desastroso de las acciones del “presidente de la Autoridad Palestina”, solamente voy a contar algo de la historia empapada de sangre de los delitos de Peres.Él nació en 1923 en lo que hoy es Bielorrusia y su familia se trasladó a la Palestina bajo el Mandato Británico en 1934. Comenzó sus estudios en el asentamiento de Ben Shemen y se convirtió en el líder del trabajo juvenil en 1941. En el mismo año, se unió y se convirtió en un miembro activo de la Haganá, la organización precursora de las Fuerzas de Defensa de Israel.

En 1959, Simón Peres fue elegido como miembro de la Knesset, donde llegó a ser ministro de Defensa,  de Inmigración, de Información, Primer Ministro y, por último, presidente de Israel.

Peres ascendió con el programa “Átomos para la Paz” y se considera que es la fuerza que se esconde detrás de la adquisición de armas nucleares de Israel, debido a su incansable y continuo contacto con Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania. Estos esfuerzos comenzaron a mediados de la década de 1950 e Israel adquirió su primera bomba nuclear en 1962. Hoy en día, se estima que posee unas 200 ó 300 armas de destrucción masiva.

Peres también fue uno de los que participaron en la preparación de los Acuerdos de Oslo, de los que que dijo: “Transformamos la causa palestina en una nación que lucha por su derecho a la tierra de Israel y que busca establecer un Estado en esta tierra, en un movimiento que busca una autonomía para las personas que viven bajo nuestra soberanía”. Este hombre fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz, junto con sus socios Isaac Rabin y Yasir Arafat, después de haber aceptado los Acuerdos de Oslo en 1993.

Peres es el principal responsable de la invasión del Líbano en 1996, las “Uvas de la Ira”, durante la cual los aviones de combate israelíes atacaron a un refugio de la ONU en el pueblo de Qana, al sur del Líbano. Más de 100 personas murieron y resultaron heridas en este ataque, la mayoría de ellos niños, mujeres y ancianos. También dejó su huella en la matanza atroz en la zona de Yasmin en Naplusa, las masacres durante la Intifada de Al-Aqsa en 2000, y las de Yenín después de la “Operación Escudo Defensivo” en 2002.

El “presidente palestino” se mantuvo de pie junto a los hechos de esta sangrienta historia, junto con muchos de los enemigos del pueblo palestino y de los enemigos de los derechos humanos, junto al cuerpo de Peres.“Su Excelencia” ha cruzado todas las líneas rojas, pisoteó con burla degradante nuestra historia nacional, glorificada por la sangre de nuestros mártires, y profanó la sangre pura que hizo derramar Peres, una sangre de mártires que sigue siendo un cálido icono de Palestina. Las almas de estos mártires miran por encima de nosotros, sorprendidos por esta situación y sorprendidos por un presidente que ha dejado clara su inclinación por los asesinos de nuestros pueblo. Hoy en día, cuando maldecimos a cada gota de leche que alimenta a los hombres que componían la delegación en el funeral de criminal de guerra Peres, también están malditos por las lágrimas de los huérfanos y las familias de los mártires que lloran la pérdida de sus seres queridos y miran hacia adelante a los albores de la gloria que vendrá, inevitablemente.

Traducido de Felesteen, 2 de Octubre de 2016

Fuente: Cuando la víctima llora al asesino – Monitor De Oriente

Editado por dnp

Javier Villate

Read more posts by this author.

Subscribe to disenso noticias palestina

Get the latest posts delivered right to your inbox.

or subscribe via RSS with Feedly!
View my Flipboard Magazine. View my Flipboard Magazine.

Para suscribirte al BOLETÍN DIARIO de DISENSO NOTICIAS PALESTINA haz click aquí.