Israel sentencia a muerte a la economía de Gaza

Un policía palestino está de guardia mientras un camión cargado con frutas y hortalizas espera para cruzar al territorio ocupado en 1948 (Israel) por el puesto fronterizo de Kerem Shalom, situado en Rafah, Franja de Gaza, el 12 de marzo de 2015. (Foto: REUTERS / Ibrahim Abú Mustafá)

Shlomi Eldar / Al Monitor, 5 de octubre de 2016 — Cientos de hombres de negocios de la Franja de Gaza se han quejado de que la administración civil israelí está negando crecientemente permisos de tránsito para entrar en Israel, causando la quiebra de muchos negocios. Maher Taba, director de relaciones públicas y medios de comunicación de la Cámara de Comercio e Industria de Gaza, ha dicho a Al Monitor que esta política israelí podría ocasionar el colapso total de la economía del enclave.

“Desde el año pasado y, sobre todo, desde que Avigdor Lieberman se hizo cargo del ministerio de defensa [el pasado mes de mayo], han sido revocados 1.700 permisos para entrar en Israel”, dice Taba. “Empezaron muy lentamente, pero ya nos dimos cuenta de la tendencia hace más de un año. Cuando un comerciante se presenta en la frontera de Erez con un permiso válido, las autoridades le confiscan el permiso sin previo aviso y le ordenan que dé media vuelta y regrese a Gaza. En las últimas semanas, esto se ha convertido en una avalancha de confiscaciones. Todos los comerciantes piensan que serán el siguiente y que les retirarán el permiso y, con ello, se hundirá su negocio, al igual que ha pasado con otros comerciantes”.

Taba dice que algunos de los hombres de negocios más importantes de Gaza han visto revocados sus permisos, incluyendo aquellos que tienen vínculos y acuerdos comerciales con compañías israelíes e internacionales. En su opinión, toda la economía de Gaza descansa sobre sus hombros.

Los permisos de entrada a Israel son vitales para los empresarios gazatíes, ya que les permiten reunirse con sus colegas israelíes, comprobar la calidad de los productos que compran y negociar acuerdos de pago e importación. Taba dice que, sin un contacto directo con las principales compañías israelíes, es prácticamente imposible tener un negocio en Gaza. Por tanto, negar los permisos de entrada es dictar la sentencia de muerte para los comercios y empresas importadoras de Gaza. Además de cancelar los permisos de entrada, añade Taba, Israel está impidiendo que otros 200 comerciantes y empresas de importación importen productos de Israel.

Maher Habush y su hermano fueron propietarios de una de las compañías más grandes de Gaza dedicada a la importación de productos de higiene y limpieza. Sus permisos de entrada fueron cancelados hace unos meses. Poco después, las autoridades israelíes también les retiraron su permiso para importar productos de Israel. “Tratamos de entender por qué colocaron a nuestra empresa en la lista negra, pero no pudimos obtener una respuesta”, dice.

Los hermanos Habush importaban productos de limpieza de algunas de las principales compañías israelíes y luego los vendían a comercios dedicados a la venta al por menor de artículos para el hogar, así como a empresas y fábricas de toda Gaza. Su padre había fundado la empresa en la década de los 70 del siglo pasado, cuando firmó un acuerdo comercial con la compañía Etz HaZayit, dedicada a productos de aceite de oliva. Con el paso del tiempo, firmó también acuerdos de importación con HaMashbir (una cadena de grandes almacenes), Galilee Chemicals (fabricante de detergentes para la ropa), Gadot Agro (una firma de biotecnología agronómica y agrícola) y otros.

Cuando retiraron a los Habush los permisos de entrada, los propietarios de las compañías israelíes con las que hacían negocios intentaron que se revocara la decisión, llegando para ello a los tribunales. Hasta ahora, sus esfuerzos han sido inútiles. Las consecuencias para los hermanos Habush han sido devastadoras.

“Nuestro negocio empleaba a 30 trabajadores a tiempo completo, así como otros empleados que se ganaban la vida indirectamente gracias a nuestras actividades“, dice Habush. “Lamentablemente, nos vimos obligados a despedirlos. La empresa se hundió. Ahora no tenemos trabajo, ni esperanza de tenerlo. En un solo día, todo se fue a pique. Años de trabajo, nuestro y de nuestro padre, han caído en el olvido”.

Habush observa que él fue uno de los primeros empresarios importantes de Gaza que vio cancelado su permiso de entrada a Israel y que ahora los israelíes están retirando los permisos de tránsito y de importación de comerciantes que importan plásticos y otras materias primas. Dice que la crisis de las importaciones y las dificultades que Israel está imponiendo a los comerciantes más grandes y más establecidos de Gaza están fomentando otra crisis importante en la economía local, que ya está en los estertores.

La Cámara de Comercio de Gaza recurrió al ministerio de economía de Ramala, pidiendo ayuda para hacer frente a esta decisión de la administración civil israelí, pero, según Taba, el porcentaje de cancelaciones de permisos no ha hecho más que aumentar desde entonces. En agosto, cientos de comerciantes palestinos participaron en una manifestación cerca del puesto fronterizo de Erez, esperando que sus llamadas de auxilio llegaran a oídos israelíes. Pero nadie en Israel parece conocer o expresar interés alguno en esta crisis y en las dificultades que enfrentan los gazatíes.

Taba ha señalado que incluso los comerciantes cuyos permisos de importación no han sido cancelados todavía están acumulando crecientes pérdidas financieras. Los productos israelíes o de otros países que llegan al puesto fronterizo de Kerem Shalom son a menudo interceptados y devueltos a las plantas de fabricación de Israel o al puerto de Ashdod. Esto representa grandes pérdidas que los comerciantes de Gaza no pueden soportar durante mucho tiempo.

“¿Qué quieren hacer con nosotros?”, pregunta Taba. “Los comerciantes perjudicados por esta decisión de Israel pertenecen a la elite de Gaza. Son personas con años de antigüedad y experiencia. Casi todos los propietarios de compañías israelíes les conocen”.

“Hemos sido una empresa en la que se podía confiar”, dice Habush. “Nunca tuvimos problemas. Siempre cumplimos las reglas y los acuerdos, incluso la propia legislación israelí. Nunca compramos productos cuya importación estuviera prohibida”.

“Incluso durante la guerra de 2014, procuramos pagar todas nuestras deudas y cumplir nuestros compromisos a tiempo, también con las compañías israelíes. ¿Saben lo que es transferir dinero en tiempos de guerra? Pues eso es lo que hicimos. Somos hombres de negocios a los que nos preocupa nuestro buen nombre y reputación, pero a pesar de todo, ellos han destruido nuestra empresa y las vidas de decenas de trabajadores, que se vieron obligados a lidiar con el desempleo”. Habush termina preguntando: “¿Dónde encontrarán trabajo? ¿Dónde?”.

“La situación a la que nos enfrentamos ahora es la peor de todas”, concluye Taba. “El desempleo ha alcanzado al 42 por ciento de los trabajadores, y si le sumamos el número de propietarios de empresas grandes y pequeñas cuyos negocios han quebrado, llegamos al 60 por ciento de desempleo. Es un récord mundial. Pedimos ayuda angustiosamente. Hemos lanzado un SOS”.

* Shlomi Eldar es columnista de ‘Israel Pulse’ de Al Monitor. En las dos últimas décadas, ha venido informando sobre la Autoridad Palestina y, especialmente, la Franja de Gaza en los Canales 1 y 10 de la televisión israelí. En 2007, recibió el premio Sokolov, el galardón más importante de los medios de comunicación en Israel, por su trabajo. En Twitter: @shlomieldar.

Fuente: Israel's 'death sentence' for Gaza's economy

Traducción: Javier Villate (@bouleusis)

Javier Villate

Read more posts by this author.

Subscribe to disenso noticias palestina

Get the latest posts delivered right to your inbox.

or subscribe via RSS with Feedly!
View my Flipboard Magazine. View my Flipboard Magazine.

Para suscribirte al BOLETÍN DIARIO de DISENSO NOTICIAS PALESTINA haz click aquí.