Jan al Ahmar, la pequeña escuela que desafía la expansión israelí en Cisjordania

• Construido con neumáticos y adobe por palestinos beduinos, este colegio se enfrenta hoy a una orden de demolición de las autoridades israelíes
• Israel afirma que la escuela “amenaza la vida” de los colonos del asentamiento ilegal de Kfar Adumim
Un niño de la comunidad beduina de Jan al Ahmar (Cisjordania) se sienta junto a un aula de la escuela amenazada con ser demolida hoy. / ROSA MENESES

Rosa Meneses / El Mundo, 25 de octubre de 2016 — Entre yermas colinas salpicadas por las tiendas de los beduinos, en el corredor entre Jerusalén y Jericó, se erige una pequeña escuela construida con neumáticos y adobe que hoy se enfrenta a una orden de demolición elevada por las autoridades israelíes. El colegio de Jan al Ahmar es el símbolo de la lucha de una comunidad por sus derechos básicos. Desde 2009 pende sobre él una orden de derrumbe del Tribunal Supremo israelí y hoy justamente puede ser el fatal día.

"Israel dice que esta escuela es ilegal. Pedimos permiso para construirla en 1992, pero lo denegaron. Pedimos autobuses para llevar a nuestros hijos a la escuela, en Jericó, pero nos los denegaron. Así que en 2009 decidimos construir la escuela. Como estamos en un área donde Israel prohíbe la construcción con cemento y bloques, copiamos lo que hacen en Latinoamérica para construir de forma ecológica y, ayudados por la Unión Europea y la ONG italiana Vento di Terra empezamos la construcción", cuenta Abu Jamis, el líder de la comunidad beduina de Jan al Ahmar. Usaron 2.200 neumáticos que cubrieron con adobe y que hoy lucen pintados de colores con los dibujos de los estudiantes.

Abu Jamis (dcha.), líder de la comunidad beduina de Jan al Ahmar, junto a otro anciano en el patio de la escuela. ROSA MENESES

“Cuando teníamos la mitad de la escuela construida, recibimos una orden israelí de parar las obras. Pero seguimos adelante. Al completar la escuela, recibimos la orden de demolición”, prosigue. Su comunidad está rodeada por una autopista que solo pueden usar los colonos israelíes. Todo palestino que conduzca por ella se enfrenta a seis meses de prisión. A menos de un kilómetro se divisa la colonia de Kfar Adumim, construida en 1979 en tierra palestina y que hoy tiene más de 4.000 habitantes.

"Invitamos a los líderes de la comunidad judía de Kfar Adumim para ver nuestra comunidad y nuestra escuela. Yo mismo fui personalmente a invitarles. Cuando el responsable de educación y el del consejo local vinieron y vieron nuestra escuela, nos dijeron que era más bonita que la suya", recuerda Abu Jamis.

“Poco después llegó otra orden de demolición”, afirma. "Esta vez por la denuncia de la colonia de Kfar Adumim, que afirmaba que habíamos construido la escuela en su tierra y que era una amenaza para sus vidas“, añade. Las aulas tienen ventanas con rejas y puertas de hierro.”Parecen las ventanas y las puertas de una prisión, pero están puestas así para evitar los ataques de los colonos", explica Abu Jamis.

Dos niñas caminan hacia su poblado beduino en Cisjordania, tras salir de la escuela de Jan al Ahmar. ROSA MENESES

La historia del colegio de Jan al Ahmar no es un caso aislado, según el Ministerio de Educación de la Autoridad Nacional Palestina, 34 escuelas han sido atacadas sólo en 2016 por parte de colonos o soldados israelíes, muchas de ellas varias veces. En 2016 Israel demolió 260 estructuras educativas palestinas en Cisjordania, la mitad de ellas financiadas por la Unión Europea, según datos oficiales de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la UE, ECHO.

En este colegio estudian 170 alumnos que vienen no sólo de Jan al Ahmar, sino de otras comunidades cercanas que no tienen escuela. “Estos estudiantes estarán en la calle si la escuela es demolida mañana [por hoy]”, señala el anciano notable. En Jan al Ahmar viven 221 personas (38 familias) que fueron forzosamente desplazadas en 1951 de su lugar de origen, en Tel Arad (cerca de Beir Shiva) por las autoridades israelíes de la época.

Un niño juega en el parque infantil de la comunidad de Abu Nowar, con el asentamiento israelí de Maale Adumim al fondo. ROSA MENESES

Todos ellos son conscientes de que la demolición de la escuela significa el fin de su modo de vida. El último capítulo de su desplazamiento forzoso, pues su comunidad, junto a otros 46 poblados beduinos de este corredor, se encuentran en riesgo de ser expulsados, según datos de OCHA, la Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU. Su presencia en el sector que Israel llama E1 es un ‘obstáculo’ a la expansión de colonias como Kfar Adumim o Maale Adumim. Los asentamientos de colonos israelíes en Cisjordania son considerados ilegales según la Ley Internacional, pero el Gobierno israelí no sólo rechaza esto sino que continúa con la construcción de más viviendas en tierra palestina.

En los alrededores del mayor asentamiento israelí en Cisjordania, Maale Adumim (con unos 40.000 habitantes), viven los beduinos de la comunidad de Abu Nowar, cuya escuela fue derruida el pasado febrero. Allí, al pie de los escombros de lo que fue el colegio, Abu Imad al Yahalin, jefe del Comité de Protección de Abu Nowar, se pregunta: “¿Qué crimen han cometido nuestros niños para no poder ir a la escuela? Vivimos en condiciones que no soportan ni los animales”.

Niños de la comunidad beduina de Abu Nowar tienen que estudiar a la intemperie tras ser demolida su escuela. ROSA MENESES

En este poblado viven 633 personas, incluidos 345 niños, todos registrados como refugiados palestinos. Fueron desplazados de su tierra original, en el Neguev en 1948. Después de destruir su escuela, las tiendas que les dio la Autoridad Nacional Palestina para continuar las clases fueron confiscadas por los soldados israelíes y este verano derrumbaron otra aula que quedaba en pie. "A principios de año demolieron seis de nuestras casas y la semana pasada confiscaron los tanques de agua que nos había donado la Unión Europea“, añade el líder de la comunidad.”Incluso nos han quitado nuestros coches y nuestros permisos de trabajo", dice.

“Se trata de un castigo colectivo para forzar a nuestra gente a marcharse de esta zona”, afirma. La humilde comunidad de Abu Nowar está rodeada por los asentamientos de Qedar 1 y 2, además de Maale Adumim, y cercada por una zona militar y una carretera de uso exclusivo para israelíes. "Nuestro mensaje es claro. Nunca abandonaremos nuestra tierra excepto para ir a la tumba. Nunca recurriremos a las armas ni a la violencia. Pero no nos iremos. No vamos a tolerar otra Nakba", sentencia Al Yahalin en referencia a la expulsión de 750.000 palestinos de sus hogares en 1948, tras la creación de Israel.

Fuente: Khan al Ahmar, la pequeña escuela que desafía la expansión israelí en Cisjordania | Internacional Home | EL MUNDO

Editado por dnp

Javier Villate

Read more posts by this author.

Subscribe to disenso noticias palestina

Get the latest posts delivered right to your inbox.

or subscribe via RSS with Feedly!
View my Flipboard Magazine. View my Flipboard Magazine.

Para suscribirte al BOLETÍN DIARIO de DISENSO NOTICIAS PALESTINA haz click aquí.