Las aldeas palestinas ‘reciben dos horas de agua a la semana’

El control israelí sobre los suministros de agua en Cisjordania ocupada está causando la desesperación entre los palestinos
Israel implementa una política de recortes de agua cada verano, pero este año  alcanzó un máximo sin precedentes [Eloise Bollack / Al Yazira]

Eloise Bollack / Al Yazira / Palestinalibre.org, 24 de octubre de 2016 — Enas Taha, una residente de la aldea palestina de Kafr al Dik en la ocupada Cisjordania, ha caído en la desesperación.

“Desde que se inició la crisis [agua] en junio, el municipio ha sido capaz de suministrar agua sólo  por una hora dos veces a la semana”, explicó Taha a Al Yazira. “Estoy verificando la previsión meteorológica todos los días, anunciaron lluvia hace tres semanas, pero aún no llega. La única cosa que puedo hacer es orar a Dios”.

Muchas comunidades de Cisjordania se enfrentan a problemas similares, en medio de una grave escasez de agua que ha durado meses. En las provincias de Salfit, Yenín y Hebrón, son algunos pueblos que han estado incluso hasta 40 días seguidos sin agua corriente.

A mediados de julio, los residentes en la zona de Belén realizaron una sentada durante días para protestar contra la escasez, lo que provocó enfrentamientos entre jóvenes palestinos y las fuerzas israelíes.

“Es una situación muy estresante. Tengo que considerar y priorizar cada gota de agua que uso”, dijo Taha. “Tenemos apenas lo suficiente para beber, cocinar, ducharnos y usar el baño. A veces no lavo la ropa o limpio la casa durante semanas. Está caluroso y polvoriento. Esto es agotador”.

Enas Taha muestra su jardín, que se ha vuelto marrón debido a la grave escasez de agua desde junio [Eloise Bollack / Al Yazira]

Algunos palestinos han bromeado que la factura de agua llega a sus hogares con más frecuencia que el agua. A medida que aumenta la demanda, el costo del agua potable vertiginosamente, algunas familias gastan hasta el 30 por ciento de sus escasos ingresos para adquirirla.

Israel implementa una política de recortes de agua cada verano, pero este año,  alcanzó un máximo sin precedentes. A principios de junio, la compañía de agua israelí Mekorot informó a la Autoridad Palestina del Agua (PWA) cortes de suministros durante el verano por un total de más del 50 por ciento, y los cortes,  hasta hoy en día permanecen en vigor, más de un mes después del final oficial del verano.

“Estamos en contacto regular con [Mekorot] para encontrar una solución, pero constantemente nos dan excusas diferentes, tales como el aumento en la demanda, el aumento de la temperatura, etc.”, dijo a Al Yazira Dib Abdelgafur, director del departamento de recursos hídricos de la PWA.

La idea de que la región sufre de escasez de agua es un mito, agregó: “Hemos venido enfrentando esta escasez durante décadas, y la razón no es natural, sino que el hombre lo hizo, es decir, la ocupación y el control israelí sobre los recursos hídricos en el Territorios palestinos”.

Las autoridades israelíes han declarado que los recursos hídricos son compartidos por igual en Israel y los territorios palestinos ocupados. El Coordinador de las Actividades del Gobierno de Israel en los territorios, una unidad del ejército israelí, señaló que Israel dispone de 64 millones de metros cúbicos de agua a los palestinos al año, a pesar de que sólo está obligado a proporcionar 30 millones de dólares en virtud de los acuerdos de Oslo.

Sin embargo, la disparidad es evidente en los exuberantes jardines, parques y piscinas en los asentamientos ilegales israelíes. La diferencia clave es que en los pueblos palestinos en Cisjordania no están conectados a la red nacional de agua, sino que descansa en los suministros subterráneos locales.

Los palestinos que viven en zonas remotas han sido los más afectados por la actual crisis de agua, como las vías de acceso son a menudo pobres y los costes adicionales de entrega se traducen en un aumento en los precios.

“Necesitamos camiones especiales 4x4 para conducir por las carreteras sin pavimentar, y puede tomar hasta dos horas para llegar a las comunidades”, señaló Hafez Hureini, un residente del pueblo Tuwani y líder del Comité Popular de las Colinas del Sur de Hebrón.

Taha muestra sus colmenas vacías: "El año pasado, tuvimos abejas para que pudiéramos producir nuestra propia miel, pero todas las abejas han muerto debido a la falta de agua; no hay suficientes flores '[Eloise Bollack / Al Yazira]

Durante el verano, los medios de comunicación israelíes informaron de que los asentamientos judíos ilegales en Cisjordania también sufrían de interrupciones diarias del suministro potable, lo que llevó al gobierno de Israel a establecer un nuevo sitio de perforación, Ariel 1, lo que proporcionaría 250 metros cúbicos de agua por hora.

Abdelrahman Tamimi, director del Palestinian Hydrology Group para el agua y el desarrollo de los recursos ambientales, dijo que este no era el lugar donde el agua era más necesaria.

“Los pozos deben taladrarse donde hay una importante demanda, como al norte y al sur de Yenín, al sur de Hebrón, o al noroeste del valle del Jordán. ¿Por qué en Ariel, me pregunto, si ya existe una hidróloga allí? Ya hay un pozo; simplemente pueden mejorar su capacidad… [Esta medida] definitivamente no fue diseñada para abastecer a las comunidades palestinas”, explicó Tamimi a Al Yazira.

Mientras tanto, Israel ha acusado a los palestinos de introducirse en las tuberías, con la Autoridad del Agua de Israel, afirmando que 5.000 metros cúbicos de agua son robados cada día por los palestinos.

“Somos conscientes de que hay robo de agua… Sin embargo, cabe preguntarse ¿por qué las personas roban el agua?. Simplemente porque tienen sed”, indicó Abdelgafur.

Al mismo tiempo, el aumento de la demanda de agua debido al aumento de la población israelí y palestina está extendiendo los límites de la infraestructura de agua existente. La mayor parte de la red de agua se instaló en 1967, cuando Israel ocupó Cisjordania. Hoy en día, los diámetros de las tuberías son insuficientes, y el sistema está llegando al final de su ciclo de vida.

“Incluso para actualizar la infraestructura en la zona A y B es un dolor de cabeza”, explicó Abdelgafur. “Ellos [Israel] imponen procedimientos largos y complicados con el fin de expedir permisos para importar las piezas o equipos más pequeños”.

Los datos publicados por la Autoridad del Agua de Israel muestran que una gran expansión de la agricultura en los asentamientos ha dado lugar a un aumento estimado del 20 al 40 por ciento en el consumo de agua de este año.

“La [Autoridad Palestina] no tiene una solución para la crisis del agua. En mi opinión, Israel ha utilizado este verano para poner más presión sobre nosotros para comprar el agua desalada, por lo que puede asignar las aguas subterráneas a los asentamientos y sus futuras expansiones”, expuso Tamimi.

Desde el año 2005, cinco plantas de desalinización se han construido en Israel, que ahora produce aproximadamente el 50 por ciento del suministro de agua del país.

“No queremos sustituir el agua de las plantas de desalinización por nuestros derechos históricos a todos los recursos hídricos compartidos,” dijo Abdelgafur. “Una vez que tengamos nuestros derechos básicos, basado en la asignación equitativa de los recursos y el derecho internacional, entonces podemos pensar en otras opciones de desarrollo, tales como la desalinización o el tratamiento de aguas residuales”.

Fuente: Palestinian villages ‘get two hours of water a week’

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglésy a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Eloise Bollack, Al Yazira / Traducción: Palestinalibre.org

Fuente: Las aldeas palestinas 'reciben dos horas de agua a la semana'

Editado por dnp

Javier Villate

Read more posts by this author.

Subscribe to disenso noticias palestina

Get the latest posts delivered right to your inbox.

or subscribe via RSS with Feedly!
View my Flipboard Magazine. View my Flipboard Magazine.

Para suscribirte al BOLETÍN DIARIO de DISENSO NOTICIAS PALESTINA haz click aquí.