Obama regala a Israel la mayor ayuda militar de la historia

Why is Obama showering Israel with billions more in military aid?  (Pete Souza / La Casa Blanca)

Rania Khalek / The Electronic Intifada, 14 de septiembre de 2016 — La administración Obama ha firmado con Israel un acuerdo de ayuda militar de 38.000 millones de dólares (34.000 millones de euros), presentado por el departamento de estado como “el mayor acuerdo de asistencia militar bilateral en la historia de Estados Unidos”.

Este acuerdo supondrá la entrega a Israel de 3.800 millones de dólares (3.400 millones de euros) anuales durante diez años, a partir de 2019, en comparación con los actuales 3.100 millones de dólares.

En un momento en el que el gobierno de EEUU no puede, supuestamente, permitirse el lujo de ofrecer a los pobres y a los trabajadores norteamericanos servicios básicos como atención médica universal —algo que los israelíes sí tienen—, llama la atención que siempre haya dinero para que Israel continúe destruyendo Palestina.

La candidata demócrata a la presidencia Hillary Clinton, que se ha manifestado contraria a la atención médica universal y a la enseñanza universitaria gratuita, saludó el acuerdo.

“El senador [Tim] Kaine y yo aplaudimos el acuerdo para un nuevo memorándum de entendimiento en relación a la ayuda estadounidense a Israel en materia de seguridad”, dijo Clinton en un comunicado difundido en su campaña.

Clinton también ha utilizado el acuerdo como una oportunidad para desafiar de forma arrogante a Irán, mostrar su agresividad militarista al ISIS y reiterar su compromiso de combatir el creciente activismo contra el comportamiento criminal de Israel, calificado por el gobierno de ese país como “deslegitimación”.

“El acuerdo ayudará a solidificar y trazar un camino para la alianza de EEUU e Israel en materia de defensa en el siglo XXI, cuando nos enfrentamos a una serie de retos comunes, desde las actividades desestabilizadoras de Irán a las amenazas del ISIS y del yihadismo radical, así como los intentos de deslegitimar a Israel en la arena internacional”, dijo Clinton, reiterando su promesa de enero de “llevar nuestras relaciones a un nivel superior”.

“Legado”

El presidente Barack Obama no tenía que hacer esto. No necesitaba apaciguar al lobby israelí. No se ha presentado para la reelección. Por otra parte, los estadounidenses, sobre todo los demócratas liberales y más jóvenes, son cada vez más contrarios a las violaciones israelíes de los derechos de los palestinos.

De hecho, con solo unos pocos meses en la presidencia, Obama estaba en una posición única para utilizar la influencia de EEUU y presionar a Israel para que pusiera término a sus crímenes contra los palestinos. Por lo menos, podía haberse abstenido de subir las apuestas.

¿Por qué, entonces, está abasteciendo a Israel con más armas?

“Los asesores de Obama quieren un nuevo acuerdo antes de que termine su presidencia, viéndolo como una parte importante de su legado. Los críticos republicanos le acusan de no ayudar lo suficiente a la seguridad de Israel, algo que la Casa Blanca niega rotundamente”, informó Reuters.

¿Y cuál será ese legado?

Obama ha condenado a los palestinos a diez años más de sufrimiento bajo una represión sofocante, una limpieza étnica y matanzas periódicas a manos de un gobierno cada vez más controlado por racistas, fascistas y entusiastas del genocidio, cuya demagogia rivaliza con la de Donald Trump.

La idea de enviar más armas al ministro israelí de defensa Avigdor Lieberman, que propuso decapitar a los ciudadanos palestinos de Israel por deslealtad al estado, es realmente alarmante. En estos momentos, Lieberman está llevando a cabo una campaña de castigos colectivos contra las familias y las ciudades de los palestinos acusados de cometer crímenes contra los israelíes.

Lieberman está trabajando con gente como Ayelet Shaked, que fue designada ministra de justicia tras apoyar un llamamiento genocida para masacrar a las madres palestinas en sus camas y evitar, así, que den a luz a “pequeñas serpientes”.

Durante su mandato, Obama ha respondido a este creciente fanatismo de los políticos israelíes con más armas y más cobertura diplomática.

Con este último acuerdo de ayuda militar, Obama está garantizando que gente como Lieberman y Shaked puedan llevar adelante sus objetivos genocidas después de que termine su mandato. Pero, sin duda, los palestinos comprenderán la importancia de su sacrificio ante el intento de Obama para apaciguar a sus críticos derechistas. Después de todo, es el legado de Obama lo que está en juego.

Contradicciones

La firma del acuerdo se ha producido pocos días después de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acusara a los que se oponen a los asentamientos solo para judíos en la ocupada Cisjordania —construidos en abierta violación del derecho internacional— de apoyar la limpieza étnica de los judíos.

De forma extraña, el departamento de estado de EEUU recriminó severamente a Netanyahu y señaló que Israel es el que está desplazando por la fuerza a los palestinos en la Cisjordania ocupada para que los asentamientos judíos ocupen su lugar.

Estas preocupaciones suenan vacías a la luz del nuevo acuerdo, que es incondicional en cuanto a violaciones de los derechos humanos se refiere.

¿Concesiones?

Los medios de comunicación están informando de la existencia de ciertas estipulaciones en el acuerdo de ayuda militar que necesitaron diez meses para ser concretadas y que serían “importantes concesiones” de parte de Israel.

Los tratados anteriores han permitido a Israel gastar el 26,3 por ciento de la ayuda militar estadounidense en su propia industria armamentística. El nuevo memorándum de entendimiento reduce paulatinamente esa cantidad, requiriendo que Israel compre únicamente a compañías de armas estadounidenses. En esencia, es un gigantesco regalo a la industria de defensa de Estados Unidos.

Esta particular ”concesión” de Israel no detendrá la destrucción de Palestina, pero representa un revés de menor importancia para la industria armamentística israelí, que perderá cientos de millones de dólares como consecuencia.

“En la industria de defensa vamos a perder entre 1.200 y 1.300 millones de dólares (1.075 y 1.165 millones de euros) al año, incluyendo los 500 millones de dólares (448 millones de euros) que el Congreso ha asignado a proyectos especiales”, se quejaba el mes pasado una fuente de la industria de defensa israelí al periódico Haaretz de Tel Aviv.

El acuerdo también incluye un compromiso israelí para dejar de presionar al Congreso en favor de una financiación adicional de su sistema de defensa antimisiles, que en los últimos años ha ascendido a 600 millones de dólares al año.

Pero hecha la ley, hecha la trampa.

Se espera que el compromiso “se haga en una carta separada o un anexo al acuerdo” y la “redacción es probable que sea lo bastante flexible como para permitir excepciones en caso de una guerra u otra crisis importante”, según Reuters.

Sean los fabricantes de armas estadounidenses o los israelíes los que se beneficien, pierden los palestinos.

Como ha señalado Rebecca Vilkomerson, directora ejecutiva de Voz Judía por la Paz, “el aumento de la ayuda militar es una recompensa del comportamiento destructivo de Israel que viola la tradicional política oficial de EEUU y el derecho internacional. En consecuencia, EEUU está suscribiendo de manera efectiva la ocupación israelí y las políticas de apartheid hacia los palestinos”.

Rania Khalek es una periodista independiente que escribe sobre las personas marginadas.

Fuente: Obama hands Israel the largest military aid deal in history | The Electronic Intifada

Traducción: Javier Villate (@bouleusis)

Javier Villate

Read more posts by this author.

Subscribe to disenso noticias palestina

Get the latest posts delivered right to your inbox.

or subscribe via RSS with Feedly!
View my Flipboard Magazine. View my Flipboard Magazine.

Para suscribirte al BOLETÍN DIARIO de DISENSO NOTICIAS PALESTINA haz click aquí.