Si PayPal permite a los colonos de los asentamientos abrir cuentas, ¿por qué no a los palestinos?

PayPal, al permitir a los israelíes que viven en asentamientos ilegales abrirse una cuenta, pero no a los palestinos de Cisjordania, no sólo está —quizá sin saberlo— ensanchando la brecha de riqueza entre la población local y los colonos en los territorios ocupados, sino también la perpetuación del ciclo de pobreza dentro de la población palestina.

Diana Algul / MEMO, 10 de octubre de 2016 — La compañía de pagos en línea PayPal ha sido criticada por activistas pro-Palestina por haber rechazado permitir a los palestinos de Cisjordania y Gaza abrir cuentas en su entidad. Mientras que PayPal se niega a aceptar a clientes palestinos, los israelíes que residen en los asentamientos ilegales de Cisjordania no tienen problemas para acceder al servicio. Esto ha provocado mucha controversia en las redes sociales y entre los empresarios palestinos, que se quejan de la clara política discriminatoria de PayPal.

Cuando yo misma contacté con PayPal para preguntar por qué había decidido adoptar esta política y si la compañía se está enfrentando deliberadamente con los palestinos o si esto tiene que ver con cuestiones de seguridad, recibí una respuesta genérica que no respondía a mis preguntas.

“La ambición de PayPal es que todo el mundo tenga acceso a nuestros servicios de pagos y comercio en línea, con respeto a todas las disposiciones legales existentes. Apreciamos el interés que la comunidad palestina ha mostrado en PayPal. Si bien no tenemos ninguna novedad que anunciar para el futuro inmediato, estamos continuamente trabajando para desarrollar asociaciones estratégicas, atender a nuevas posibilidades de negocio, y al cumplimiento de regulaciones, permisos de autoridades y entrada en nuevos mercados.”

¿Los palestinos, en el punto de mira?

A pesar del hecho de que el shekel israelí es la moneda tanto en Palestina como en Israel, los palestinos se sitúan claramente en una escala socio-económico más baja. Ante las altas tasas de desempleo existentes, muchos palestinos están emprendiendo proyectos empresariales para sobrevivir. Esto no siempre se traduce en la venta de productos; muchos palestinos ofrecen servicios en línea, tales como traducciones o clases de árabe a través de Skype. Debido a que PayPal es generalmente percibido como una forma segura de pagar por productos y servicios en línea, muchos palestinos están perdiendo la oportunidad de servirse de Internet para ser autosuficientes.

Como resultado, muchos palestinos se han visto obligados a trabajar en empleos de baja remuneración dentro de los asentamientos ilegales israelíes. Los niños son demasiado a menudo obligados a abandonar la escuela con el fin de buscar trabajo para ayudar a sus familias. De promedio, estos niños ganan 18 dólares al día realizando trabajos agrícolas, a pesar de que el salario mínimo nacional se supone que es de 6 dólares por hora. Por esta razón, se están perdiendo aspectos vitales de su educación y caen en una espiral de pobreza cada vez mayor, a veces recurriendo a la delincuencia como medio para sobrevivir.

PayPal, al permitir a los israelíes que viven en asentamientos ilegales abrirse una cuenta, pero no a los palestinos de Cisjordania, no sólo está —quizá sin saberlo— ensanchando la brecha de riqueza entre la población local y los colonos en los territorios ocupados, sino también la perpetuación del ciclo de pobreza dentro de la población palestina. Los negocios de los asentamientos pueden comerciar sin restricciones, a pesar del hecho de que se sirvan en ocasiones de trabajo infantil, paguen por debajo del salario mínimo y operen ilegalmente en territorio palestino.

Gaza es especialmente vulnerable a la falta de servicios de PayPal, debido al hecho de que su economía ya está completamente destrozada. Según el Banco Mundial, el desempleo juvenil en Gaza alcanza el 60%, teniendo la tasa de desempleo juvenil más alta de toda la región MENA (Oriente Medio y Norte de África). La tasa general de desempleo en Gaza es del 43%, la más alta del mundo. Steen Lau Jorgensen, director del Banco Mundial para Cisjordania y Gaza, ha advertido de que las exportaciones de Gaza han “desaparecido” y que “Gaza no puede sobrevivir sin estar conectada con el mundo exterior”. No tener acceso a PayPal no es sólo un inconveniente colateral para los palestinos en el enclave costero; el acceso a PayPal podría ser un mecanismo esencial de supervivencia.

Exportando la literatura palestina

La imposibilidad de abrir cuentas de PayPal no sólo significa que los palestinos están perdiendo una forma más de sostenimiento económico. También es un ataque a la libertad de expresión. Muchos escritores palestinos, por ejemplo, no pueden trabajar de forma independiente para medios internacionales ya que no hay ningún sistema fácil para que puedan ser pagados. La alternativa es trabajar sin cobrar.

Esta situación perpetúa la dicotomía retórica entre las narrativas palestina e israelí en los medios mainstream. Las voces israelíes están bien documentadas en los medios occidentales, y si bien la narrativa palestina también está disponible, no siempre resulta fácil escucharla de primera mano.

Siendo el debate abierto y riguroso la principal vía para la comprensión de cualquier tema, la restricción del periodismo independiente o de la industria de escritura creativa en Palestina no sólo es perjudicial para la voz palestina en los foros internacionales, sino que también agrava los malentendidos culturales y permite que arraigue la política del miedo con respecto a los palestinos y los árabes, tanto en casa como en la diáspora.

Palestina habla

En respuesta a la política de PayPal, los palestinos han iniciado una campaña en Twitter —#paypal4palestine— para concienciar sobre el tema. Más de cuarenta empresas palestinas también han publicado una carta abierta a PayPal, recordando a la empresa la importancia de permitir a los palestinos utilizar sus servicios dentro de Palestina.

Tuve la oportunidad de hablar con varios empresarios palestinos, quienes me reiteraron la importancia de la presencia de PayPal en el mercado. De acuerdo con Ambar Amleh, co-fundador y director de operaciones de Ibtikar Fund, un nuevo fondo de inversión palestina, al operar en los asentamientos israelíes ilegales, pero no con los clientes palestinos, PayPal “contradice totalmente su postura de equidad, inclusión e igualdad”. Amleh también opina que el hecho de que PayPal se “niegue a responder a nuestras preguntas directamente” después de que una serie de empresas y medios de comunicación intentaran contactar con la compañía para abordar este tema es “muy revelador”.

Sam Bahur es el director gerente de Applied Information Management y director del Banco Árabe Islámico . Él no cree que los palestinos estén en el punto de mira de PayPal. “Como empresa, creo que los ejecutivos de PayPal necesitan ser educados acerca de la realidad aquí y el papel que tienen para promover el desarrollo de la economía palestina,” me dijo.

Though both recognise that the lack of access to PayPal has had a detrimental effect on Palestinian businesses, they see some hope. Despite the obstacles that Palestinian entrepreneurs face, optimism, resilience and pride continue to dominate. “We are proud to be a Palestinian fund investing in Palestinian start-ups,” insisted Amleh. [¡sic!]

Aunque ambos reconocen que la falta de acceso a PayPal ha tenido un efecto perjudicial sobre las empresas palestinas, aún vislumbran un poco de esperanza. A pesar de los obstáculos que enfrentan los empresarios palestinos, el optimismo, la resiliencia y el orgullo siguen presentes. “Estamos orgullosos de ser un fondo de inversión palestina para la creación de empresas palestinas”, insiste Amleh.

Para Bahur, incluso hay optimismo de que PayPal puede escuchar la llamada palestina. “Ahora que PayPal ha respondido a nuestra petición de reunirnos, espero que la empresa vea que puede ser parte de la solución aquí, al relacionarse con Palestina, cómo se relaciona con los otros más de 200 países de todo el mundo.”

Aunque la campaña se basa en los factores económicos, está claro que los palestinos creen que el derecho al acceso a PayPal no es sólo una batalla financiera, sino también una parte de la lucha general contra la ocupación israelí.

En principio, Internet no sólo se utiliza como una plataforma para escapar de los efectos de la ocupación y  mostrar su capacidad de resistencia, sino que los palestinos también lo utilizan para humanizarse a sí mismos y aclarar cualquier malentendido y las generalizaciones negativas que se hacen sobre el pueblo de Palestina. El acceso completo a los servicios financieros en línea permitiría mayor adquirir capacidad para crecer y que se construyan puentes, y se utilizaría como un medio para que los palestinos puedan participar en prácticas de negocio innovadoras durante estos tiempos de dificultades económicas.

Fuente: Si PayPal permite a los colonos de los asentamientos abrir cuentas, ¿por qué no a los palestinos? – Monitor De Oriente

Editado por dnp

Javier Villate

Read more posts by this author.

Subscribe to disenso noticias palestina

Get the latest posts delivered right to your inbox.

or subscribe via RSS with Feedly!
View my Flipboard Magazine. View my Flipboard Magazine.

Para suscribirte al BOLETÍN DIARIO de DISENSO NOTICIAS PALESTINA haz click aquí.