WikiLeaks: Donantes de Clinton condicionan su apoyo a postura proisraelí

El presidente de la campaña de Hillary Clinton, John Podesta, escribe a su hija que Haim Saban y Danny Abraham “no estarían con ella si no estuviera completamente comprometida con la seguridad de Israel”
Hillary Clinton con Haim Saban en el Foro Saban. (Foto: Brookings Institution)

Eli Clifton

En un mensaje de correo electrónico interceptado y publicado por WikiLeaks el miércoles, el director de la campaña de Hillary Clinton, John Podesta, respondía a una inocente pregunta de su hija con una respuesta reveladora sobre las motivaciones de dos de los más importantes donantes de su candidatura presidencial: Israel.

El 12 de mayo de 2015, la hija de Podesta, Megan Rouse, escribió:

He oído que alguna gente está profundamente preocupada porque Hillary pueda ser la presidenta “más hostil a Israel de nuestra historia, peor que Obama”. ¿Qué les puedo decir? Gracias.

Quienes se oponen a Hillary Clinton y los grupos apoyados por el megadonante y partidario de Trump Sheldon Adelson han tratado persistentemente de pintar a Hillary Clinton y Barack Obama como hostiles a Israel debido, principalmente, a su oposición a la expansión de los asentamientos en Cisjordania y a su apoyo al acuerdo nuclear con Irán de 2015.

Podesta contestó:

Eso es un disparate. Obama tuvo una pelea con Bibi, pero Hillary ha sido una firme defensora de Israel desde sus días como senadora. Probablemente, sus principales apoyos sean Haim Saban y Danny Abraham, que no estarían con ella si no estuviera completamente comprometida con la seguridad de Israel.

El reconocimiento por parte de Podesta de que dos de los principales donantes de la campaña de Hillary Clinton condicionan su apoyo a la defensa, por parte de la candidata presidencial, de la seguridad de Israel es un notable momento de candidez de Podesta, pero es una declaración consistente con anteriores acciones de Clinton para tranquilizar las preocupaciones de sus más grandes financiadores.

Correos electrónicos filtrados anteriormente mostraron la existencia de coordinación del equipo de campaña de Clinton con Saban, uno de sus principales contribuyentes financieros, para filtrar una carta que expresaba la oposición de Clinton al BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones), una campaña que solicita presiones económicas y políticas a Israel para poner fin a la ocupación de los territorios palestinos.

En julio de 2015, el jefe de la campaña de Clinton, Robby Mook, escribió a los miembros de su equipo sobre la carta referida al BDS:

No le veo ninguna desventaja a esta historia. Podemos, pues, hacerla circular inmediatamente (espero) antes de lo de Irán.

(Suponemos que las palabras de Mook “antes de lo de Irán” se refieren a la firma definitiva del acuerdo nuclear del 14 de julio de 2015 y/o al apoyo de Clinton al mismo.)

Christina Reynolds, miembro del equipo de Clinton, escribió a su vez:

Si Haim va a darlo a los medios de comunicación judíos, creo que eso resuelve nuestro problema. Una vez que lo difundan, podemos estar seguros de que será retomado por algunos de nuestros chicos más animosos.

Tres días más tarde, Saban publicó la carta de Clinton sobre el BDS.

Clinton y Saban no siempre han estado de acuerdo. En diciembre pasado, Clinton defendió el acuerdo nuclear con Irán en un evento del Foro Saban, en Brookings, moderado por el multimillonario.

Inicialmente, Saban se opuso al acuerdo, pero posteriormente cambió de postura y lo aceptó como un “hecho consumado” e “irreversible” en un mensaje de correo electrónico enviado a Julie Hirschfield Davis, del The New York Times, en agosto de 2015.

Pero la estrecha coordinación con Saban en los asuntos relacionados con Israel, su principal preocupación según Podesta, parece haber dado sus frutos en la campaña de Clinton.

En agosto, Saban organizó una recogida de fondos de cinco millones de dólares para Clinton, una de las principales operaciones financieras de su campaña. Además, Saban y su esposa son los mayores donantes del Super-PAC [^Un Super-PAC es un gran comité de acción política dedicado a la obtención de fondos en apoyo a un candidato. N. del T.] “Priorities USA Action”, favorable a Clinton, habiendo aportado al menos diez millones de dólares hasta la fecha.


Eli Clifton escribe sobre la relación del dinero con la política en la política exterior de EEUU. Ha colaborado previamente con American Independent News Network, Think Progress e Inter Press Service. Este artículo fue publicado originalmente en Lobelog.com.

Fuente: Hacked emails: Top Clinton donors condition support on Israel policy | +972 Magazine

Traducción: Javier Villate (@bouleusis)

Javier Villate

Read more posts by this author.

Subscribe to disenso noticias palestina

Get the latest posts delivered right to your inbox.

or subscribe via RSS with Feedly!
View my Flipboard Magazine. View my Flipboard Magazine.

Para suscribirte al BOLETÍN DIARIO de DISENSO NOTICIAS PALESTINA haz click aquí.